Si te gusta ¡Comparte!

Después del verano, cuando muchas de las plantas están más mustias por la temporada de calor, llega el maravilloso otoño, con sus temperaturas más suaves y las lluvias que tanto favorecen a la naturaleza. Este es un excelente momento para renovar nuestro jardín o balcón con especies que son aptas, no sólo para ser plantadas en esta época, sino que además puedan aguantar las condiciones climatológicas de esta estación y del invierno. A pesar de las bajadas de temperaturas y de las abundantes lluvias propias de estas épocas del año, no es necesario que renunciemos a conseguir un florido jardín o un colorido balcón.

5 flores que puedes encontrar en otoño

Hay muchas especies de plantas que son ideales para esta época del año. Aquí tienes algunas de ellas:

    • Caléndula: también llamada la flor de la maravilla o flamenquilla, es originaria del Sur de Europa. Esta planta necesita luz para crecer, pero puede soportar temperaturas de hasta tres grados bajo cero, por lo que es perfecta para esta época del año, en nuestro país.
      Algunas civilizaciones antiguas las utilizaban por sus beneficios terapéuticos, y su aceite se usa todavía actualmente para tratar pieles secas y sensibles y es muy apreciado en aromaterapia. 

  • Tulipanes: hay muchos bulbos que se pueden plantar en otoño, como los jacintos o los narcisos, pero el tulipán es probablemente uno de los más vistosos, debido a sus vivos y variados colores. Etimológicamente hablando, el tulipán tiene una curiosa historia detrás. La palabra tulipán proviene del vocablo tülbend, del turco otomano y que significa turbante. Según algunas fuentes, este nombre se debe a su forma, parecida a esta prenda, pero también cuenta la leyenda popular que se debe a una historia diferente.  Se supone que un embajador destinado en Constantinopla se cruzó con esta planta por primera vez prendida del turbante de un viajero, y al preguntarle el nombre este le dijo tülbend, pensando que se refería al turbante, y este nombre se extendió por Europa.

  • Alhelí: es una planta de las especies de las crucíferas, originaria del Mediterráneo. Sus flores, que pueden durar entre una y dos semanas, tienen un aroma muy fuerte, por lo que es conveniente plantarlas en espacios abiertos, o habitaciones grandes, ya que su embriagador perfume puede llegar a ser molesto en un espacio pequeño y cerrado.  El alhelí se puede plantar en una maceta de unos 10 centímetros cuando son jóvenes, y a medida que van creciendo podemos trasplantarlas a una maceta mayor o directamente al jardín. Las temperaturas ideales para esta planta están entre 4 y 6 grados centígrados durante la noche y 20 a 25 durante el día. Y es una planta que no necesita un riego excesivo. No tiene muchas enfermedades y la plaga más común es el pulgón.

  • Aster o Margarita de otoño: la margarita de otoño es una especie de esta popular flor que crece especialmente en esta época del año. Sus escasos cuidados, su facilidad para crecer y sus colores llamativos la convierten en una planta muy popular. Esta planta cuenta con más de 500 especies diferentes y una de sus curiosidades es que florece desde mayo, y cuando las temperaturas son demasiado bajas desaparece su parte visible, pero, las raíces continúan vivas y cuando suben las temperaturas vuelve a florecer como por arte de magia.


  • Dalias: son flores con una larga historia y han recopilado varias curiosidades a lo largo de ella. Por ejemplo, es el símbolo nacional de México, y según aparece en algunos escritos, en la época precolombina, se utilizaba para paliar los efectos de la epilepsia. Existen más de 20.000 variedades diferentes de esta planta, porque a principios del siglo XIX se pusieron muy de moda en toda Europa y se cruzaron con otras plantas, para conseguir más diversidad con la que poder comerciar.

  • Pensamientos: Esta planta tiene asociada unas cuantas leyendas provenientes de toda Europa. Una de las más curiosas asegura que si le colocas un pensamiento encima a una persona que esté durmiendo, cuando se levante, se enamorará de la primera persona que vea. Esta especie tiene varias aplicaciones medicinales: se utiliza para tratar el acné, la psoriasis y otras afecciones cutáneas.

 

Con cualquiera de estas flores de otoño conseguirás un jardín o balcón florido y hermoso, ya que con los cuidados precisos son plantas que aguantan a la perfección las condiciones climatológicas de estas estaciones. 

shares